VIÑEDOS Y ENTORNO

Nuestras  2.750  hectáreas de viñedo se encuentran en la comarca denominada “Mancha Baja”, a una media de 722 metros sobre el nivel del mar. Los suelos de variada composición (arcillosos, arenosos, calizos…) alimentan las raices de nuestros viñedos y les otorgan unas particularidades propias, ligadas a esta región.

Además, las características del sistema orográfico y la pluviometría así como un control exhaustivo en todos los estados vegetativos de la vid, por parte de nuestros técnicos, garantizan una perfecta maduración, una adecuada acidez, azúcares, taninos y polifenoles. Proporcionando así uvas con gran equilibrio y estructura.

En base a estas condiciones de cultivo, se han seleccionado durante décadas las variedades de mejor adaptación a nuestros terrenos y características ambientales, incorporando también variedades internacionales reconocidas por la calidad de sus vinos. Entre ellas destacan: